Barra de videos

Loading...

lunes, 17 de junio de 2013

Charla Nutrición para Niños, ¿Cómo Nutrir a tu hijo o hija desde sus primeros años?

Estimados pacientes y amigos.

Les escribo para comentarles 2 cosas.
La primera es que la pagina web ha cambiado, www.alertanutricional.org ahora tiene otro formato, al que se le ha incluido en alerta escolar, la nueva pagina de kioscosyloncherassaludables.org  puden revisarla y también enviar sugerencias.
Nuevos telefonos del consultorio 221-1342  y 9999-42576 rpm #9999-42576

El día martes 25 de junio habrá una conferencia sobre alimentación infantil ideal para madres y padres que tengan niños pequeños, con información relevante y practica para poder llevar una alimentación sana en casa para sus hijos.  Mas info llamando al 980-706769  980-706774



lunes, 4 de marzo de 2013

El Secreto de los Ex - Obesos


Registro en EE.UU. incluye a personas que llevan más de 6 años sin volver a engordar:

Cinco mil ex obesos revelan la fórmula para mantener la baja de peso Mantenerse es
más fácil que bajar, dicen quienes lo han logrado. Pero el camino para descubrirlo requiere hacer cambios radicales.

PAULA LEIGHTON N.

Sin bisturí ni cirugías bariátricas, 5.500 ex obesos están revelando hace 10 años sus secretos para bajar de peso y mantenerse a punta de fuerza de voluntad y cambios en su estilo de vida.

Ellos son parte del Registro Nacional de Control de Peso (NWCR), creado en 1994 por la Universidad de Brown (EE.UU.) y que está reclutando de forma permanente a nuevos miembros. Para ingresar hay que haber bajado más de 14 kilos y haber mantenido el peso por más de un año. Sin embargo, en promedio sus miembros han logrado bajar 33 kilos y han mantenido una pérdida de 13,5 kilos por más de seis años.

"Quienes lo han conseguido han hecho modificaciones radicales de sus hábitos. Lograr una baja de peso importante y mantenerla no es posible con cambios leves, porque nuestros mecanismos fisiológicos están diseñados para evitar que perdamos peso, pero no para prevenir que lo subamos. Por lo tanto, se necesita un control cognitivo importante para que esto no suceda", enfatiza la psiquiatra Rena Wing, cofundadora del registro. La especialista dio a conocer avances de sus resultados en la reciente reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS).

Los ex obesos del registro responden periódicamente a encuestas que el equipo les envía.

Así, hoy se sabe que han reducido notablemente su ingesta de grasas y de calorías, llegando a un promedio de 1.385 calorías diarias.

Además, la mayoría realiza actividad de alta demanda física de forma constante. "Y son personas que se pesan seguido y usan esa información para tomar decisiones respecto de su ejercicio y dieta", dice Wing. Agrega que "mantienen una alimentación consistente siempre, incluso en vacaciones y fiestas".

Uno de los estudios de este equipo comparó a obesos, personas de peso normal y ex obesos exitosos que habían logrado un índice de masa corporal (IMC) de 22 (peso normal) luego de haber tenido un IMC promedio de 34 (se es obeso a partir de IMC 30).

Descubrieron que los ex obesos veían menos de 10 horas de televisión a la semana, mientras que los obesos veían 20 y los normales 12. Además, los ex obesos quemaban casi 3 mil calorías semanales haciendo ejercicio. Los de peso normal 2.300 y los obesos sólo 1.800.

La doctora Suzanne Phelan, investigadora del NWCR destaca que un número importante de los ex obesos reporta que mantener la baja de peso ha sido más fácil de lo que fue perder peso. "Descubrimos que tras dos años de control de peso exitoso la posibilidad de subir declina significativamente. Luego de cinco años el riesgo baja aun más", dice Phelan a "El Mercurio". En otro estudio, el 77% de los ex obesos dijo que un evento gatillante había precedido su baja de peso exitosa.

Esto no es una sorpresa para Daniela Nicoletti, psicóloga del Centro de Tratamiento de la Obesidad de la U. Católica.
"Es
fundamental la motivación que lleva a una persona a querer bajar de peso. Un susto grande por razones de salud o el nacimiento de un hijo y el consiguiente temor de que les pase algo para muchos hace que bajar de peso tenga un sentido importante en su vida", señala.

Otro predictor de éxito es que la persona logre manejar su ansiedad. "Que en vez de aliviarla recurriendo a la comida aprenda a usar otras vías, como salir a caminar, escuchar música o leer un libro".

La nutricionista María Cecilia Benavides, de la Clínica Indisa, agrega dos factores que se repiten en quienes han logrado mantener la baja de peso. "No han hecho el cambio solos, sino con el apoyo de su familia y tienden a ser personas disciplinadas y organizadas". Este último factor es fundamental para introducir cambios de hábito, como empezar a comer porciones livianas de forma fraccionada cada dos o tres horas.

Huir de los saboteadores
Ambas especialistas coinciden en que la idea no es que la persona elimine alimentos para siempre, sino que reduzca porciones. "La comida sana está tan estigmatizada que la gente la asocia a comer pura lechuga. Pero para mantener el peso es posible comer carbonada o carne con arroz: son las cantidades y cómo se distribuye lo que importa", dice la nutricionista.

¿De
qué hay que huir? De las familias y amigos saboteadores, que tientan con comida, dice Daniela Nicoletti.

Cecilia Benavides agrega que tampoco tienen buen pronóstico quienes creen que el cambio de hábito se debe hacer sólo mientras se baja de peso "y los que creen que van a conseguir resultados inmediatos".


Para saber más
www.nwcr.ws

______________
Mg Geraldine Maurer
Nutricionista

Consultorio
Telf: 2211342
www.alertanutricional.org  



jueves, 21 de febrero de 2013

El Cuento de la Felicidad Envasada


La publicidad maneja muy bien los argumentos necesarios, con las argucias perfectas para que los niños prefieran y exijan determinados productos para el consumo.  Estos productos, en vez de generar un buen estado nutricional, producen enfermedad debido al alto contenido de azúcar, colorantes artificiales muchas veces tóxicos, así como aditivos alergénicos.  Toda esta publicidad nos llega a través de diversos medios escritos, televisivos, charlas gratuitas auspiciadas en los colegios e internet, principalmente.

Los padres que tienen niños pequeños y adolescentes, deben pensarlo más de dos veces antes de acceder a las peticiones insistentes e incluso exigencias de sus hijos.  En vez de ello, más bien,  explicarles los daños que generan los alimentos envasados. 
Por ejemplo:
·         Hacen daño al corazón porque contienen grasas saturadas y grasas trans.
·         Generan obesidad debido a la cantidad de azúcar que contienen.
·         Las frituras: papas fritas, alimentos broaster, fried chicken, apanados,  nuggets  son cancerígenas ya que contienen acrilamidas y grasas trans.
·         Tienen exceso de sal, lo que genera hipertensión, situación que daña el sistema circulatorio.
·         Muchos colorantes  y aditivos artificiales, prohibidos en muchos países pero todavía utilizados en el nuestro, generan alergias y asma en muchos niños sensibles.

Las grandes empresas fabricantes de alimentos chatarra son las responsables de crear y publicitar todo tipo de productos dañinos denominados también ultra procesados  y  especialmente dirigirlos a los niños, como los siguientes por poner solo algunos ejemplos:

·         Coca cola con su gama de bebidas gaseosas  llenas de azúcar y colorantes artificiales que supuestamente darán felicidad y diversión, generando en realidad obesidad y diabetes;
·         Nestlé con sus cereales azucarados y leches infantiles azucaradas, entre muchísimos otros productos dirigidos a niños, que supuestamente les darán energía y vitalidad, generando en  realidad obesidad y todos los transtornos que secundariamente acarrea  como diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia, cáncer incluyendo las caries dentales y la baja autoestima principalmente;
·         Los cereales Ángel con su slogan Nutrición Verdadera, generan obesidad verdadera con el consumo de sus productos infantiles. 
·         Ni qué hablar de las cadenas de comida rápida y grandes empresas de comida chatarra que intentan lavarse la cara organizando Maratones y movimientos caritativos, cuando a sus clientes les venden enfermedad de forma agresiva y engañosa,  doble mensaje: esquizofrenia de imagen. 

Lo que no se percibe o al menos lo que no perciben muchos padres y niños es el daño que generan los alimentos chatarra, resumido en la expresión, “ pero consumiéndolos de vez en cuando no les pasa nada”.  La cosa es que no se consumen de vez en cuando, sino que se han convertido en alimentos cotidianos, consumidos diariamente en casa, en los clubes, colegios, cumpleaños, reuniones,  etc.  Lo cierto es que la comida chatarra genera más enfermedad y mortalidad que el cigarrillo, pero esto no se sabe, no se  percibe de esa forma, no se conoce.  La figura de un niño comiendo chatarra es peor que la de un niño fumando, pero la percepción en relación a la comida chatarra es más relajada que la de un niño fumando.  Es decir, no se le considera tan mala como verdaderamente es, quizá por lo generalizado de su consumo, alta publicidad, bajo precio, varias generaciones de consumo,  relativo corto tiempo, pocos medios y nula publicidad estatal en alertar a la población del daño que generan.

Tips para que los niños reflexionen sobre lo que comen y sobre lo que le dice la publicidad engañosa, para el cambio de conducta hacia la comida. 
Luis Alfonso Vera Cruzado
Primer Decano del Colegio de Psicólogos del Perú, Consejo Regional  IV
Consejos para animar a los niños a comer saludable

-       Predicar con el ejemplo.  Esto es básico: los niños imitan y quieren parecerse a los mayores. En una casa donde los vegetales no forman parte de la dieta de los adultos, es muy difícil incluirla en la de los pequeños. Si los mayores también consumen verduras, éstas les hará bien no sólo a los niños, sino también a sí mismos.
-       “Todo entra por los ojos.” Lo que más molesta a los niños es que la comida se convierta en una interrupción de su entretenimiento. Por eso, una de las alternativas es lograr que la comida también sea entretenida, que tenga su toque de diversión. Una de las maneras de conseguirlo es a través de los cortes de las piezas de fruta y las posibles combinaciones con otros elementos alimenticios. Es mucho más atractivo para el niño, y acrecentará sus ganas de comer, recibir una fuente multicolor, etc.
-        Promover la participación de los niños. Esta colaboración puede lograrse en la preparación de los alimentos. Mientras la persona mayor cocina, el pequeño puede organizar su presentación o realizar alguna otra tarea que no implique riesgos. Este contacto y su cercanía con la alimentación sana ayudará a que aumenten sus deseos de probarla. También se puede incluir al niño en la toma de decisiones con preguntas como: "¿Qué comemos hoy, lechuga o espinaca?". Esto no sólo ayuda a que se sienta más implicado, y como consecuencia más propenso a comerla, sino que además permite conocer mejor sus gustos y preferencias.
-       Evitar obligar y menos insistir demasiado. Si comer sano se convierte en una exigencia, u ofrecer alternativas sanas supone un momento de tensión y discusiones, es probable que el niño acabe por asociar este momento con situaciones negativas, lo cual causará un comportamiento contrario al deseado. Si el pequeño se niega, después de algunas propuestas, lo más conveniente es dejarlo. Pero si, por ejemplo, el adulto come más tarde la fruta que el niño ha rechazado y manifiesta lo agradable que es su sabor y lo mucho que la ha disfrutado, el pequeño aumentará su curiosidad y sus deseos de imitar y de complacer a quien le cuida.

Recordemos que los hábitos alimentarios de los niños deben ser impartidos desde la familia durante los primeros años de vida. Insistimos en que, aunque muchas veces parezca que es imposible, la única manera de que los niños aprendan a comer de forma saludable es en el medio familiar. Desde sus primeros años, los chicos pueden tener preferencias y rechazos hacia determinados alimentos, pero es función de la familia orientar el consumo de alimentos en cantidad, variedad y frecuencia hacia una alimentación equilibrada y saludable. Y por último, el momento del compartir la alimentación es buen espacio para integrarse como familia.

Uno de los anhelos más grandes de los niños es el de crecer sanos y fuertes, ser más grandes que sus padres. Este anhelo es utilizado perversamente por las empresas. Los padres tienen acá la oportunidad de explicar a los niños la verdad sobre los productos envasados dirigidos hacia ellos y la publicidad, en el sentido que la empresa no dice la verdad cuando anuncia que al consumir su producto todo alrededor cambia y se vuelve felicidad, sino que su salud empeorará porque están propiciando el consumo de una gran cantidad de azúcar que daña al organismo.  O, que comiendo papas fritas y hamburguesas propicias el daño del corazón.
Los alimentos naturales: frutas, vegetales, preparaciones caseras, exceptuando los alimentos empanizados y postres, deben ser los alimentos cotidianos de los niños en casa y en el colegio, academia, universidad.  Es decir, debemos crear espacios saludables en los que sea fácil evitar los alimentos envasados ultraprocesados, definidos como aquellos alimentos que no sabemos qué son ni qué contienen, conocidos también como los alimentos Frankenstein.  Son dañinos para el organismo por la gran cantidad de azúcar y/o sal, y/o grasas saturadas y trans que contienen. Los alimentos naturales, como el agua, frutas, sanguches, estofados, menestras, pescados, arroz  son los alimentos con los que los niños deben crecer y desarrollarse.

Mg. Geraldine Maurer
FB: Alertanutricional

Psic. Luis Alfonso Vera Cruzado
Especialista en pareja y familia
FB: luisalfonso.veracruzado
____________
21 de febrero 2013

domingo, 13 de noviembre de 2011

sábado, 11 de abril de 2009